Las manzaneras y comadres se volvieron a reencontrar

El motivo del encuentro fue presentar por el secretario de gobierno Pablo Mansilla a la nueva directora de casa Vida, Graciela Inciso.

A mediados de los años 90 un grupo de mujeres comenzó a hacerse cargo de la crítica situación social que estaba atravesando el modelo económico de exclusión que estaba ejecutando el entonces presidente de la Nación, Carlos Menem, junto a su ministro de Economía, Domingo Cavallo y los mentores de las recetas del Consenso de Washington.La desigualdad, el desempleo, la pobreza y la indigencia iban en aumento, mientras se prometía una convertibilidad que iba a durar 30 años, según el ídolo del libertario Miley.

En ese contexto, se creó una red de contención social integrada por mujeres que salieron a poner el pecho. Con ellas se logró llegar a muchísimas familias con lácteos y alimentos para que cumplan con su cuota alimentaria y tratar de evitar que caigan en la desnutrición, sobre todo los más chicos. Y así, se convirtieron en importantes referentes barriales.

En José C. Paz este modelo de contención fue clave para ayudar a cientos de familias que estaba pasando por una situación difícil. Más de 25 años después ellas siguen firmes ante cualquier emergencia, atentas a la necesidad y al servicio que se les requiera.La última noticia que hay sobre ellas es que se reunieron en el anexo de la Unpaz, con el Secretario de Gobierno, Pablo Mansilla – que asistió en representación del Intendente Mario Ishii- con el Director Provincial de Acceso a la Seguridad Alimentaria MÁS VIDA, Nicolás Cuello y con la Secretaria de Desarrollo Social Yolanda Barboza.En la reunión se presentó a la nueva Directora de Casa Vida, Graciela Inciso y se realizó un taller de capacitación e intercambios con el equipo técnico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *