“La única pandemia que tenemos en Argentina es la pobreza»

De visita por Berazategui como pre candidato a gobernador de la Provincia de Buenos Aires por el espacio de Patricia Bullrich, dialogó con vecinos y comerciantes y mantuvo una rueda de prensa con medios locales.

Durante la recorrida, el ex intendente de San Miguel aseguró que “vamos a ganar las próximas elecciones” y aseguró, en referencia al Frente de Todos, que “ellos son espantosos”. “Tenemos la obligación moral con el vecino de gobernar bien del 23 al 27” indicó.

De la Torre hizo hincapié en algunas cuestiones que considera que deben cambiar en la provincia y en el país: el abordaje de la problemática de inseguridad, la falta de oportunidades laborales, los planes sociales y las trabas burocráticas que deben sortear quienes dan trabajo.

“Hace 60 años que me acuesto en la provincia de Buenos Aires y me despierto en la provincia de Buenos Aires. Conozco los problemas, sé cómo se resuelven y los vivo igual que los vecinos; no soy de Parque Chas como el actual gobernador”, apuntó contra Axel Kicillof.

En cuanto a los problemas de inseguridad que se viven en la provincia, De la Torre recordó que “He gobernado San Miguel, en donde en ocho años bajamos el 65% el delito, gracias a que desde la municipalidad nos hicimos cargo de combatirlo. Para ello creamos una Policía Municipal y rechazamos la policía local de Scioli”, manifestó
Por otra parte, de la Torre indicó que “En Argentina en los últimos 20 años crecieron los programas sociales y la pobreza, los planes no solucionaron sino que agravaron la pobreza y le sacaron las ganas de trabajar a la gente; la única pandemia que tenemos en Argentina es la pobreza”.

En ese sentido explicó que “Si seguimos viendo a quienes dan trabajo como enemigos y no entendemos que son los dueños de la vacuna contra la pobreza esto no va a cambiar, hay que ayudar a quienes dan trabajo”.

“Yo era intendente cuando se crearon los planes sociales; en aquel momento era virtuoso el círculo, porque la gente cobraba e iban a trabajar y a capacitarse; pero en un momento se convirtió en vicioso ese círculo: se sacó la capacitación, se quitó la obligación de trabajar y se les dijo a quienes lo cobraban que esos planes eran para toda la vida”, concluyó Joaquín de la Torre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *