La región se prepara para una nueva elección

Los oficialismos locales buscarán engrosar la cantidad de votos que los llevó a la victoria en las primarias, para lograr la mayoría en los concejos deliberantes y darle viabilidad a los proyectos.Luego de lo que fueron los resultados de las PASO, en los que el gobierno nacional y el gobierno provincial tomaron nota de la expresión popular y reformularon sus gabinetes, ahora se viene la elección final, la que está a dos semanas de producirse.El presidente Alberto Fernández y el gobernador Axel Kicillof tuvieron que cambiar la estrategia para que los candidatos del Frente de Todos puedan sumar más votos en noviembre.

Por el lado de Juntos –los beneficiados de las primarias, más por defectos ajenos que por virtudes propias- se llaman a silencio para no enterrarse con la lengua como las almejas, mientras tratan de reducir los efectos del llamado a Mauricio Macri para declarar por el caso del hundimiento del submarino Ara San Juan.

En el ámbito local, los distritos del ex partido de General Sarmiento se preparan para lo que será una nueva contienda electoral que determinará quiénes lograrán una banca en los concejos deliberantes para el periodo 2021 – 2025.

En José C. Paz, como en el resto del país, la campaña es intensa, y el oficialismo –comandado por el intendente Mario Ishii- tiene la misión de conseguir más votos en las generales. Si bien fue uno de los distritos en los que el Frente de Todos consiguió una victoria abrumadora, lo cierto es que se bajó casi un 20 por ciento respecto de 2019. Claro está, en noviembre, con menos competidores los guarismos serán más elevados pero también dependerá de la recorrida por el territorio que hagan los candidatos, en este caso representados por las dos listas que obtuvieron la mayoría y la primera minoría, es decir Roque Caggiano y Mariana Ávila.

En cuanto a la oposición la concejal Susana Ulloa con Santilli y Manes unificados en la lista de Juntos tendrá como desafío mejorar los resultados en noviembre para capitalizar la expresión de las urnas de septiembre.El caso de Malvinas Argentinas –en el que no hubo interna en el oficialismo- el asunto está también tranquilo pero sí trabajando para mejorar la imagen del gobierno nacional y del provincial. La presencia de Leonardo Nardini en el ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos de la provincia puede dar una inyección de mayor confianza en el electorado de la región y llevar más votos al FdT. La candidata a concejal Sol Giménez continúa en su campaña acompañando a la intendenta interina Noelia Correa en cada acto, mientras presenta su Plan Maestro de Arbolado Público.El senador Luís Vivona, en tanto, no tendrá inconvenientes para renovar su banca de senador provincial ya que encabeza la lista del FdT.

El legislador está cada vez más presente en el distrito, en el cual afianza su idea y su conducción política, volviéndose, además, un referente de peso en la región y en la provincia de Buenos Aires.La oposición, por su parte, se une con Santilli y Manes pero también trajo a Horacio Rodríguez Larreta, por lo que Lucas Aparicio, Andrea Núñez y Carlos Kambourian trabajarán para romper la hegemonía del concejo deliberante y tener una base para 2023.En San Miguel la voz de la gente fue clara y posicionó a Juntos como primera opción. Ir detrás de Manes no alcanzó pero con la unificación de listas parecen haberse limado asperezas. Cristian Méndez, el “padre” del programa de seguridad “Ojos en Alerta”, confirmó que en diciembre asumirá su banca en el HCD y se verá cuantos más de ese espacio político harán lo mismo. Las perspectivas, teniendo en cuenta la elección que hizo Juntos es muy positiva.

En tanto, Joaquín de la Torre no tendrá problemas para ingresar como senador provincial puesto que es número uno en la lista de Juntos. El ex intendente maneja los destinos del distrito desde 2007, cuando asumió su primera gestión.En la vereda de enfrente, quién deberá remar es Juanjo Castro, que sufrió la mala performance que el FdT tuvo en nación y provincia. Su desafío es hacer que el arco opositor se alinee tras él y que no pase como en otras elecciones en donde la unidad solo se dio en una foto pero no se expresó en el resultado. Castro, además, necesita hacer un buen comicio y ganarse el compromiso de sus compañeros para tener más chaces de ser el candidato a intendente en 2023.Estos comicios son muy particulares porque se dieron en el medio de una pandemia.

Esa misma pandemia hizo que mucha gente no se acerque a votar por temor al contagio y muchas otras que sí fueron se encontraron con grandes demoras en las filas por lo que decidieron volver a sus casas. Por eso hay que tener en cuenta el ausentismo de septiembre porque fue considerable. Hay que ver en noviembre si se repite la cantidad de personas que van a votar o si se incrementa, teniendo en cuenta que esta elección es definitiva.Por otro lado, el gobierno nacional y el provincial tienen por delante levantar la imagen y mejorar los guarismos.

Administrar al país durante la pandemia no fue fácil y el desprestigió repetido de los medios de comunicación afines a los interés empresariales hicieron mella en mucha gente que decidió su voto en contra.Para contrarrestar ello, se tomaron diferentes medidas para inyectar pesos al mercado interno y reactivar el consumo y el turismo, además de tratar de facilitar los medios para que la industria sea el motor de la recuperación económica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *