Infraestructura universitaria: comenzaron las obras de ampliación

La Universidad Nacional de Hurlingham contará con nuevas aulas, que beneficiarán a miles de estudiantes de la institución. Además, otros 39 proyectos ya están en ejecución y 4 próximos a iniciar. En el marco del Programa Nacional de Infraestructura Universitaria, ya está en marcha la ampliación de la Universidad Nacional de Hurlingham, una de las 73 obras donde el Ministerio de Obras Públicas realiza en 48 instituciones de todo el país, en coordinación con el Ministerio de Educación.

Las obras comprenden la ampliación de la capacidad áulica en el sector E y 6, para aumentar en más de 8 mil metros cuadrados la superficie de la sede ubicada en la calle Tte. Origone de Hurlingham, donde antes funcionaba el frigorífico Tres Cruces. Las tareas beneficiarán a miles de estudiantes y permitirán incorporar 46 nuevas aulas, sanitarios, auditorios y talleres, además de oficinas, salas para docentes, depósitos y un bar comedor. Esta obra es una de las 73 que forman parte del Programa Nacional de Infraestructura Universitaria que tiene por objetivo extender la cobertura y mejorar el Sistema Universitario Nacional en 48 universidades de Buenos Aires, CABA, Catamarca, Chaco, Chubut, Córdoba, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La Pampa, Mendoza, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, San Luis, San Juan, Santa Fe, Santiago del Estero, Tierra del Fuego y Tucumán.

El programa es implementado en conjunto con la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación y con el financiamiento internacional del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), para la ejecución de obras nuevas, de refacción y ampliación, que beneficiará a más de 1.5 millones de estudiantes y docentes de todo el país y generarán 13.500 puestos de trabajo Actualmente, 40 proyectos ya se encuentran en ejecución, 4 están próximos a iniciar y el resto en proceso de licitación.

Los proyectos son presentados por las Universidades y deben cumplir con ciertos criterios de elegibilidad para permitir la expansión de las infraestructuras edilicias que vinculen a la institución con el sistema productivo nacional, regional o local; responder a las necesidades actuales de matrícula o permitir su ampliación; y optimizar el uso permitiendo las innovaciones tecnológicas y la investigación para impulsar el acceso de las universidades a las redes de generación y divulgación del conocimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *