Aquí se dará la gran batalla electoral

Jaime Méndez y Franco La Porta pelearán voto a voto en las generales. En las PASO hubo una importante diferencia a favor del primero, pero que no es...

339 0
339 0

Jaime Méndez y Franco La Porta pelearán voto a voto en las generales. En las PASO hubo una importante diferencia a favor del primero, pero que no es determinante. Uno va para ampliar el margen del triunfo y el otro, con apoyo externo, para dar la sorpresa en un distrito marcado por la obra pública.

Los diez puntos de diferencia que hubo en las elecciones de agosto en San Miguel son todo un dato de un distrito distinto en la región. Por un lado están los que sostienen que la población local es la que más analiza su voto y que «no se casa» con ningún candidato. De hecho, salvo por el caso de Joaquín de la Torre -que fue electo en tres ocasiones- y su continuación con Jaime Méndez, se han sucedido los intendentes desde que se disolvió General Sarmiento. Y que por eso fue el resultado dispar del 11 de agosto.

Otros sostienen que el corte de boleta que hubo fue una maniobra del oficialismo local en vista de que los números a Mauricio Macri y a María Eugenia Vidal no les daban bien. Sin embargo, no debemos olvidar que la gestión de Méndez fue muy buena en término de obras públicas; incluso el propio Joaquín de las Torre (ex intendente sanmiguelino) dijo que la gestión de su sucesor es superior. Es que fueron muchas obras en poco tiempo y todas de gran envergadura. La gente también eligió eso porque el distrito lo necesitaba después de años en que estaban ninguneados por el gobierno de la provincia de Buenos Aires que administraba Daniel Scioli.

Lo concreto es que inferido o no, la gente es la que en definitiva emite su voto y elige a su candidato. En este caso Méndez, el intendente de San Miguel fue uno de los jefes comunales del macrismo que logró revalidar su caudal de votos en el conurbano. Su caso es excepcional porque fue elegido por un intenso corte de boletas: 46 de cada 100 votantes lo eligieron, contra 37 de la boleta del Frente de Todos. Lo sorprendente fue que en cambio, para las candidaturas de gobernador y presidente, los electores se volcaron a Kicillof (que sacó 47 contra 35 por ciento de Vidal) y a la fórmula Fernández-Fernández (que le ganó por una diferencia aún mayor, de 49 a 31, a Macri – Pichetto.

La campaña para este octubre entró en su sprint final, pero se está volviendo sucia por parte del algún sector. Una pena porque los votantes quieren saber propuestas para su distrito, no chicanas que dejen mal parado al rival. Sin embargo, hacen caso omiso a ello y mantienen prácticas de la vieja política que ya quedaron vetustas porque la población hoy reclama otra cosa.

Desde la oposición se muestran como la opción peronista que busca recuperar al peronismo en San Miguel. Pero este movimiento viene disgregado en varios candidatos, resta por ver por ejemplo que hay peronistas en Juntos por el Cambio, en la fórmula de Consenso Federal de Roberto Lavagna y en la del propio Alberto Fernández. Entonces, ¿quién se puede arrogar el escudo justicialista para sí?
Mientras tanto, desde el oficialismo local sostienen que ellos, si bien están con el gobierno nacional desde que era Cambiemos, son peronistas porque hacen obras para la gente y porque están cerca de las personas para escucharlos y solucionarles sus problemas. Y reclaman a la oposición que no hace eso.
Sin embargo, desde el Frente de Todos también recorren los barrios, sobre todo los de ciudad Santa María que son los más vulnerables y donde mejor resultados tuvieron en las PASO. Desde el día siguiente a las elecciones ese espacio político salió a tratar de convencer a los votantes para que en la urna pongan la boleta completa, cosa que no sucedió masivamente en agosto. Poniendo todo el pliego tendría la posibilidad de luchar realmente por la intendencia.

Por otro lado, para tratar de revertir la situación de Franco La Porta, uno de los candidatos «sin tierra» del conurbano, le están dando un fuerte apoyo desde los municipios vecinos porque quieren que la región tenga toda el mismo color político.
Asimismo, referentes del peronismo local, que se alinearon para pelear las elecciones 2019, le reclaman a La Porta más participación para La Cámpora y agrupaciones que responden a referentes barriales.
Más allá de esta nueva reconfiguración del Frente de Todos local, deberán tratar de superar el desafío de enfrentar a un intendente que «tapó» el distrito con obras; por eso hay tanta insistencia desde el laportismo de querer vincular a Méndez con Macri, para que la imagen del presidente afecte al jefe comunal en la decisión de la gente.

Respecto al resto de la oposición, las PASO no difirieron mucho de lo que fue el comicio a nivel nacional y provincial. La tercera fuerza en lo local fue Consenso Federal, con Stábile a la cabeza, pero muy lejos de los dos puestos dominantes. Incluso no guardan aspiraciones de hacer ingresar algún concejal al recinto de sesiones. Caso contrario se da en el sector del Frente de Todos que, más allá de una posible nueva derrota, seguro tendrá algunos escaños ganados en el HCD.

In this article

Join the Conversation