Junto a aeronavegantes, Francisco brindó su apoyo por aerolíneas

La línea de bandera que, finalmente, no será privatizada, tiene el apoyo del Sumo Pontífice para que se mantenga en manos del Estadio Nacional.

El hecho de que para aprobar en el Congreso Nacional la Ley de Bases que viene impulsando el Gobierno desde enero, éste haya tenido que desistir de llevar adelante la privatización de Aerolíneas Argentinas, no implica que los sectores que pregonan por continuar con la línea de bandera bajo la soberanía del país no sigan preocupados por un nuevo intento de reflote privatista para más adelante.

No obstante, por ahora es una victoria para personas como Juan Pablo Brey, titular de la Asociación Argentina de Aeronavegantes, y los también dirigentes aeronáuticos Horacio Calculli y Verónica Espósito, que previo a la sesión en el Congreso Nacional se tomaron una foto con el Papa en el Vaticano donde desplegaron una bandera a favor de Aerolíneas Argentinas y donde el mandatario eclesiástico brindó ampliamente su apoyo, en lo que fue un claro gesto político.  

Cuando ello ocurrió ni Jorge Bergoglio ni sus visitantes sabían que poco después, en el Congreso, el oficialismo anunciaría que retiraba del proyecto de ley la cláusula de privatización de la compañía área, del Correo Argentino y Radio y Televisión Argentina

“Esta compañía –dijeron los sindicalistas en relación a Aerolíneas– no solo representa un símbolo de orgullo nacional, sino que desempeña un papel crucial en la conectividad y desarrollo económico del país”. En una carta que le entregó en mano a Jorge Bergoglio el dirigente Juan Brey expresó su “profunda” preocupación por “las intenciones de desmantelar otras áreas críticas del Estado, ya que, lejos de revertir la delicada situación de los ciudadanos, generará más personas descartadas de la sociedad”.

En la reunión con el Papa y una comitiva de 26 sindicalistas, empresarios y miembros de la Fundación Colsal y de la Universidad del Salvador, Brey también interiorizó al Papa acerca de un proyecto que llevan adelante junto al arzobispado de Buenos Aires en hogares de villas y comedores populares en la capital y en el Gran Buenos Aires para colaborar en la seguridad alimentaria de niños, niñas y adolescentes.

Preocupación latente

Más allá de que el gobierno eliminó la posibilidad de privatizar Aerolíneas Argentinas para garantizar que se apruebe la Ley de Bases, ya anunció que insistirá con la privatización de la misma, incluso de Radio y Televisión Argentina y más empresas del Estado. El encargado del anuncio fue el vocero presidencial, Manuel Adorni, durante su habitual conferencia de prensa en Casa Rosada.

“Todas las empresas públicas son pasibles de privatizar, veremos si es ahora o más adelante, lo definirá Diputados”, sostuvo el portavoz de Javier Milei. “Está claro que las empresas tal como están no pueden seguir funcionando”, marcó y precisó: “La idea no es cerrarlas, sino todo lo contrario, salvarlas, el ingreso de capitales privados es una manera de salvarlas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *