Cuestionan el proyecto de modificación de ley 26.150 de educación sexual

Un grupo de abogados sostiene que en el contenido actual del proyecto modificatorio de ley de Educación Sexual Integral (ESI) vulneraría derechos fundamentales de los padres de familia...

2337 0
2337 0

Un grupo de abogados sostiene que en el contenido actual del proyecto modificatorio de ley de Educación Sexual Integral (ESI) vulneraría derechos fundamentales de los padres de familia en cuanto a la educación de sus hijos. De sancionarse así, evalúan plantear la inconstitucionalidad de la ley.

 

Se trata de un grupo de abogados de la región con principios cristianos de formación evangélica, abierto a otras religiones «pero que tengan la intención de defender la familia, la vida, los elementos esenciales de una comunidad», definió el Dr. Edgardo López al ser entrevistado por Aquí La Noticia días atrás.
El Dr. Edgardo López encabeza un grupo de letrados con una postura definida respecto al debate que existe sobre la Ley de Educación Sexual Integral, tras la negativa del Congreso Nacional sobre la Ley de Aborto Seguro, Legal y Gratuito. Impulsando estas cuestiones se encuentran también los doctores Norberto Petarelli, Daiana López, Nicolás López, Patricia Pereyra y Mabel Benítez entre otros.
Pero el hecho de que no haya salido la ley no significa que no haya novedades al respecto. Por lo que estos abogados están analizando cuestiones jurídicas para defender la postura que sostienen en cuanto a la ESI (Educación Sexual Integral). «La ley del aborto no tuvo su éxito pero parece que hoy se está buscando agregar una modificación de la ESI y eso preocupa como sociedad», afirma López. Y sostiene que los legisladores tienen que saber que existe un principio de libertad de enseñanza que rige en la Constitución Nacional y en la Ley de Educación Nacional. «Si existe una ley de libertad en el sentido de la educación no entiendo cómo, desde la pata administrativa que tiene el Estado, se está tratando de implementar una ley que vulnere nuestros derechos».
«Es un derecho inalienable de los padres el de la formación de sus hijos y de su conciencia, esto está amparado en la Convención de los derechos del niño, entonces cuando el legislador intenta sancionar una norma que ataque o vulnere garantías constitucionales o pactos de garantía constitucional no quedan otras herramientas que las jurídicas para plantear su inconstitucionalidad», deja en claro López.
El fundamento de la postura radica en que «la gente tiene conciencia que existe una ley de educación sexual y que a sus hijos les enseñan educación sexual, eso nos parece perfecto. Ahora bien, cuando se empiezan a meter en cuestiones filosóficas, religiosas, que atacan a los derechos de los papás en el sentido de la educación sexual nos parece que la normativa se extralimita un poco».
López agregó que el Estado no debe imponer ideología alguna sino respetar el pensamiento del otro pero que existe un sector que está identificado en defender sus derechos a rajatabla y del otro lado los que son más conservadores porque entienden a la familia en un sentido más tradicional. Esto es lo que debería respetarse según plantean estos letrados, remarcando que para ellos existen quienes entienden «a la sociedad desde un marco que lo arrastran de generaciones anteriores y les cuesta adaptarse a los cambios».
«Pienso que no hace falta una modificación de la ley ESI que lleve a ampliar los derechos y vulnerar las facultades de los padres», explica. «Los padres deben ser considerados como agentes naturales y primarios de la educación, es decir la educación empieza desde la casa y es donde se lo va a nutrir del aprendizaje que la familia quiere», sostuvo después.
El abogado sostiene que en el caso de las escuelas, la modificación de la ley ESI implica la obligatoriedad de su enseñanza en los establecimientos públicos y privados, lo que los lleva a oponerse debido a la violación de derechos.
«Argentina no está preparada para los cambios repentinos. Los cambios se tienen que dar de a poco y con avances que se vayan consensuando socialmente. Cuando dejamos la educación sexual de nuestros hijos en manos de terceros parece que le damos permiso a otro para que se entrometan en cuestiones familiares», remarcó.
Una postura firme
El letrado aseguró que tiene en cuenta el reclamo social sobre la ESI, y que cuando gran parte de la sociedad dice que una modificación de la ley no es necesaria, el Estado debe garantizar las herramientas suficientes para defender las dos vidas. «Hay que exigirle al Estado que implemente políticas públicas para sostener a la mamá y al bebé que necesita ser acompañado en ese desarrollo. Creo que ahí tenemos una deuda… dijimos sí a las dos vidas, pero el Estado debe dar respuestas», indicó.
López recuerda que el Código Penal dice que allí el aborto no es punible cuando es producto de violación o cuando este es provocado contra una mujer idiota o demente. Pero entienden que la Justicia es lerda y que cuando se presenta el caso puntual y se necesita la autorización judicial para la práctica abortiva la
Justicia se demora mucho tiempo. De todas formas «pienso que aun en estos casos la vida debe ser respetada más allá de todo porque el aborto es sumarle un problema más a esa mamá», manifestó.
Este grupo de abogados planea seguir con este tema lanzando una convocatoria a nivel provincial y luego nacional, para convocar a profesionales que tengan esa forma de pensar y «desde ahí manejar métodos o mecanismos de trabajo con herramientas jurídicas que permitan salir a contraatacar cuestiones que salen del parlamento y que en muchos casos no son consideradas», concluyó.

 

 

In this article

Join the Conversation