Y la promesa de la creación de “capitales alternas”

  “Hay que sacar a Dios de la ciudad de Buenos Aires y hacerlo circular por todo el país”, anunció el candidato del Frente de Todos desde Mendoza...

523 0
523 0

 

“Hay que sacar a Dios de la ciudad de Buenos Aires y hacerlo circular por todo el país”, anunció el candidato del Frente de Todos desde Mendoza

A menos de una semana de las elecciones provinciales, el candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández desembarcó a Mendoza, donde le brindó nuevamente su respaldo a la candidata a gobernadora Anabel Fernández Sagasti y realizó un anuncio central en caso de ser presidente: además de Capital Federal, cada provincia del país tendrá su “capital alterna”
“Suelo decir que soy un porteño que ama la ciudad de Buenos Aires, pero he salido muy federal”, comenzó diciendo Fernández, en un escenario junto con los gobernadores y candidatos. “Lo que aprendí en la jefatura de gabinete es que la Argentina dice un país federal que no lo es”, destacó Fernández, quien detalló que durante la campaña, aprendió que es necesario “cambiar la estructura la de desarrollo de Argentina”.

En este marco, el candidato del Frente de Todos, recordó reconocida frase “Dios está en todos lados, pero atiende en Buenos Aires”, y anunció “una posible solución a esto», retomando una idea del fallecido gobernador cordobés, José Manuel de la Sota.

“Me encontré con la idea de que la Argentina tenga una Capital (en referencia a CABA) pero otras capitales alternas”, detalló.

“Hay que sacar a Dios de la ciudad de Buenos Aires y hacerlo circular por todo el país”, sostuvo Fernandez. “Para que todos los argentinos podamos tener cerca al presidente y a sus ministros”, agregó.

En este escenario, Fernández detalló que la idea es “crear en cada provincia una capital alterna de la Argentina” para “obligar al Gobierno nacional” a instalarse cada mes en las provincias para “escuchar in situ las demandas” de cada territorio. “Cuando mira a la gente q le cuenta los problemas que la gente tiene empieza a entender la dimensión del conflicto”, destacó.

La idea se basa en proyecto que en Córdoba tuvo su primera experiencia ya hace 20 años. En su primer mandato en la Provincia, de la Sota, nombró a Río Cuarto, como Capital Alterna de la Provincia. Esta iniciativa, no sólo generó una desconcentración administrativa y mayor cercanía de los funcionarios con los vecinos, sino también un mayor crecimiento para la ciudad.

Con la experiencia cordobesa como base, la idea de Fernández es que cada Provincia cuente con una «capital alterna» para garantizar la presencia del Ejecutivo nacional en cada territorio y avanzar a en su «compromiso de una Argentina Federal».

In this article

Join the Conversation