Vidal transfiere a intendentes gasto extra de $2.500 millones

Se suma a los subsidios al transporte y la tarifa social de luz. En los municipios de Cambiemos creen que una parte se negociará con el PJ. El...

368 0
368 0

Se suma a los subsidios al transporte y la tarifa social de luz. En los municipios de Cambiemos creen que una parte se negociará con el PJ.

El gobierno de María Eugenia Vidal dispuso en el proyecto de Presupuesto que a partir del año próximo también traspasará a los intendentes un gasto extra de más de 2.500 millones de pesos por una compensación que la Provincia le paga al Ceamse, que se sumaría al traspaso de los subsidios al transporte y la tarifa social de luz.
En este caso el ajuste afecta a los 33 municipios que depositan sus residuos en los predios del Ceamse: todos los del Conurbano más los del Gran La Plata (La Plata, Berisso y Ensenada), Magdalena y Brandsen. La cifra estimada que deberán absorber esos distritos es de 2.534 millones (dividida en función de las toneladas que destinan), que la Provincia destinaba para cubrir un desequilibrio entre los costos de la empresa y las tarifas cobradas a los municipios.
«En 2019, el traspaso de responsabilidades de gasto desde Nación hacia Provincia exige revisar la asignación de funciones de
gasto de cada nivel de gobierno», argumenta el gobierno en el proyecto. «En esta línea, la gestión integral de los residuos sólidos urbanos constituye una función meramente municipal en todas sus etapas», agrega.
«En virtud del reordenamiento de los funciones del gasto y de la equidad horizontal entre municipios, se promueve la transferencia de dicho aporte a los municipios, que se estima alcanzará en 2019 los 2.534 millones de pesos», completa.
Según los números del gobierno de Vidal los intendentes deberán absorber unos 13.000 millones entre tarifa social energética (8.000 millones), subsidios al transporte (2.500 millones) y Ceamse (2.500 millones). Pero los números estimados por los alcaldes casi duplican esa cifra.
Está claro que la discusión no está cerrada y el oficialismo necesita los votos de una parte del peronismo para aprobar el endeudamiento, por lo que la negociación continúa y el objetivo principal de los intendentes del PJ (que pueden aportar esos votos) es reducir el número final de la cuenta que deberán afrontar.
Pero la cuestión del traspaso de gastos a los municipios también preocupa en los distritos gobernados por Cambiemos. Desde una de las intendencias gobernadas por el oficialismo admitieron que hay «preocupación» por estas medidas porque «sobre todo en los municipios grandes cuando se ven los números, asustan».
De todos modos, esto no implica ninguna reacción contra el gobierno provincial. Los intendentes oficialistas afirman que entienden la situación y que acompañarán la sanción del Presupuesto, aunque también piden tratar de lograr algún tipo de equidad para que el traspaso de atribuciones sea más gradual.
Los intendentes oficialistas confían que Vidal ponga sobre la mesa este tipo de medidas como carta de negociación con los jefes comunales del peronismo, y que al final de la discusión habrá algún tipo de compensación o que la Provincia terminará afrontando una parte de esos 13 mil millones.

In this article

Join the Conversation