Seguirá vigente la no habilitación de actividades comerciales

La medida alcanza a los aglomerados que superan los 500 mil habitantes. Mientras muchos comerciantes sienten la asfixia económica, en algunos distritos se nota un repunte de las actividades en los centros comerciales.

El gobierno de la Provincia ratificó que no habilitará la apertura de comercios para atención al público en la zona del AMBA ni en ciudades con población mayor a los 500 mil habitantes, en respuesta a una serie de pedidos de excepción para actividades y servicios de diversos distritos de la provincia.
El gobierno de Axel Kicillof consignó que «no se habilitarán» una serie de «actividades comerciales y de servicios para atención al público en locales comerciales del AMBA y otros aglomerados de más de 500.000 habitantes».

Entre estas actividades se encuentran los servicios de alojamiento, de peluquería y estética, venta minorista de productos textiles, prendas y accesorios de vestir; calzado, juguetes, artículos de esparcimiento y deportes, que sólo podrán hacerlo por venta telefónica o por canales electrónicos, con entrega a domicilio.
Una modalidad similar regirá para los servicios de comidas y bebidas que podrán hacerlo sólo por entrega a domicilio o retiro en el local.

Si bien esas actividades no serán habilitadas, se detalló que «se analizará la excepción al ASPO (Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio) para la mayoría de las actividades comerciales de cercanía, siempre y cuando se cumplan todos los parámetros epidemiológicos y sanitarios requeridos por la normativa nacional y provincial».

Además, deberán presentarse «estrictos protocolos sanitarios y de funcionamiento; que se verifiquen las posibilidades de fiscalización por parte del distrito y se asegure que la apertura de los locales comerciales sea operada por sus propios dueños o con empleados y empleadas locales».
El gobierno bonaerense sugirió además que la atención y entrega de los productos, de ser posible, se realice en la vereda de los comercios, sin necesidad de ingreso al local y con las medidas de distanciamiento social que correspondan.
Un esquema similar se aplicará para los pedidos de excepción a la industria manufacturera y la construcción privada para lo que las empresas deberán garantizar el traslado de los trabajadores y trabajadoras, sin la utilización del servicio público de transporte de pasajeros.

Más allá de las definiciones de la Provincia, sobre todo a la actividad comercial, se vio en los distritos de la región, un aumento en la cantidad de negocios que estaban abiertos, algunos con las persianas totalmente hasta arriba y otros con las mismas hasta la mitad. Y también fue llamativo ver tanta cantidad de gente por los centros comerciales haciendo sus compras. Incluso había hasta problemas para estacionar, como suele ser costumbre los días de semana.
De a poco muchos comerciantes optan por retomar sus fuentes de ingresos porque ya son dos meses de cuarentena y se les hace insostenible esta situación, por eso es entendible que reabran sus comercios aún sin el consentimiento de las autoridades.

Mientras tanto, los intendentes les piden a la gente que se queden en sus casas, ratifican el estado de confinamiento obligatorio y recuerdan que no se levantó ninguna restricción a la actividad comercial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *