Recortarán el gasto de los legisladores para ahorrar 2.500 millones

Tal como sucedió este año, el presupuesto para la Legislatura bonaerense tendrá el año próximo un nuevo recorte de gastos políticos. Los recursos de los senadores y diputados...

52 0
52 0
Tal como sucedió este año, el presupuesto para la Legislatura bonaerense tendrá el año próximo un nuevo recorte de gastos políticos. Los recursos de los senadores y diputados pasarán del 1,2%, al 1% del presupuesto general bonaerense.
Aunque todavía falta ultimar detalles, el vicegobernador Daniel Salvador, que preside el Senado provincial, y el titular de Diputados, Manuel Mosca, se preparan para volver a fijar un nuevo tope al gasto legislativo. La idea es pasar del 1,2% del presupuesto general de la administración bonaerense, al 1%.
Esa diferencia -aunque parezca mínima- significa un ahorro que se estima en los 2.500 millones de pesos y para llevarla a cabo se debe modificar el artículo 1 de la ley 12.450, que es el que establece el porcentaje del Presupuesto que recibirán las cámaras durante el año.
El recorte tiene que ver con la necesidad de recursos del gobierno central para afrontar lo que será el año más complicado de María Eugenia Vidal en términos económicos. Por estos días, la Gobernadora pulsea con el gobierno nacional por una modificación en el presupuesto que se discute en el Congreso que permita actualizar por inflación el Fondo del Conurbano.
Se sabe que la crisis económica tendrá sus consecuencias en todo el país pero en mayor medida en el complejo Conurbano bonaerense. Eso explica el malestar en la Gobernadora por la negociación con las otras provincias.
El año pasado senadores y diputados bonaerenses tuvieron su primer recorte en años cuando los fondos pasaron a ocupar del 1,5% al 1% del presupuesto general.
Para el ejercicio 2018, el Senado contó con un presupuesto de 2800 millones. En tanto, Diputados calculó gastos por 3.686 millones.
Fuentes de la Legislatura estiman un presupuesto 2019 de 850.000 millones para la administración general. Si se tiene en cuenta el 1,2% que se pautó para este año correspondería para ambas cámaras 10.200 millones de pesos.
Pero achicando los gastos al 1% del presupuesto central, los fondos para la Legislatura rondarían en los 8.500 millones, un ahorro de 1.700 millones.
Sin embargo, en la Legislatura estiman que el achique final hará que el presupuesto para los 36 senadores y los 92 diputados ronde los 7.700 millones. El objetivo sería no hacer un achique menor al que se hizo el año pasado para el ejercicio actual.
En tanto, fuentes de la Legislatura confirmaron que se tomarán otras medidas respecto de los trabajadores. Por un lado, se congelará el pase a planta permanente y, por otro, se avanzará finalmente con la instalación del control biométrico, ese que se hace con la huella dactilar para controlar la asistencia del personal legislativo.
El año pasado hubo un contrapunto entre el presidente de Diputados, Manuel Mosca, y el diputado kirchnerista Carlos «Cuto» Moreno por los pases a planta permanente.
Fue durante el brindis de fin de año entre algunos diputados y los trabajadores legislativos. Moreno tomó el micrófono y no dudó en intentar incomodar a Mosca. «Le pido al presidente que trate de ver a los compañeros que están precarizados. Sería bueno ver cómo hacemos para avanzar en un cronograma para pasarlos a planta permanente», dijo ganándose la ovación de los trabajadores.
Mosca recibió la chicana pero le redobló la apuesta. «Estoy contento porque ahora cuento con el «Cuto’ para perseguir a los que son un poco holgazanes y no vienen todos los días, así le damos esos lugares a los que sí vienen todos los días», dijo.
In this article

Join the Conversation