Quieren convertir a Campo de Mayo en Reserva Natural

Entusiasmado con la idea de convertir una parte del predio militar de Campo de Mayo en un parque nacional y cuya instrumentación en los próximos días se pondrá...

77 0
77 0

Entusiasmado con la idea de convertir una parte del predio militar de Campo de Mayo en un parque nacional y cuya instrumentación en los próximos días se pondrá en marcha por medio de un decreto, el presidente Mauricio Macri ordenó avanzar ahora con otro plan más ambicioso: transformar en “reserva natural” a 15 predios de las Fuerzas Armadas que hoy no están en uso militar.

El proyecto forma parte de un programa amplio de la secretaria de Medio Ambiente que lidera Sergio Bergman y que se ejecutará desde la Dirección de Parques Nacionales.

Según pudo saber Infobae de fuentes confiables de la Casa Rosada, la idea generó cierta resistencia en las Fuerzas Armadas que no quieren desprenderse de muchos terrenos o, eventualmente, prefieren vender esos predios para obtener fondos y equipar a los militares.

 

Sin embargo, ya es una decisión del presidente Macri hacer esta reconversión y no sólo cumplir con aquel anuncio que hizo hace un año en el Congreso al adelantar el proyecto de la reserva natural de Campo de Mayo sino también avanzar en otros terrenos inutilizados de las Fuerzas Armadas.

“Hay que adaptarse a los nuevos tiempos y ejercer un cambio de cultura”, dijo a Infobae uno de los funcionarios de Medio Ambiente que está detrás de esta iniciativa.

El tema técnico del traspaso de los 15 predios militares y la puesta en marcha de las reservas naturales lo está discutiendo el director de Parques Nacionales, Emiliano Ezcurra, con la Dirección de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Defensa. Pero esta negociación tiene todo el aval de Macri y lo supervisa el jefe de Gabinete Marcos Peña conjutamente con el ministro de Defensa Oscar Aguad que también está comprometido con esta idea a pesar de que haya quejas internas entre los uniformados.

En la práctica, la idea es moldear una resolución para que elevar en grado de “protección” todas las reservas de la Defensa al esquema legal de “reservas ambientales de la Defensa”. Es decir, que algunos de los predios militares que hasta ahora tenían convenios con Parques Nacionales pasarán en lo inmediato a estar directamente bajo la órbita de esa dependencia y con una figura que le dará tutela exclusiva a la ecología.

Los 15 predios militares que se traspasarán de la órbita estrictamente militar a la figura de “reservas ambientales de la defensa” o “parques naturales” se encuentran en las provincias de Salta, Chubut, Mendoza, Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

“No se tratará de un loteo, un negocio inmobibliario ni de convertir los terrenos militares en parques nacionales sino de un espacio para prestar servicios recreativos, de turismo, ecología e incluso de la memoria del horror que fue la dictadura”, dijo a Infobae un funcionario de la Secretaría de Medio Ambiente allegado a Bergman.

Hasta ahora muchos de los predios que están a punto se reconvertirse en reservas naturales estaban completamente inutilizados por las Fuerzas Armadas. Se trata en algunos casos de batallones del Ejército, centros de entrenamiento de la Armada o unidades de la Fuerza Aérea. Por ahora no se dieron mayores detalles de cuáles son los batallones o bases de la Fuerza Aérea que se mencionan en la lista de los 15 predios.

No obstante, se sabe que la mayor parte de estos 15 predios militares ocupan terrenos que en promedio son de unas 2.000 a 5.000 hectáreas. Aunque también hay lugares que ocupan hasta 200.000 hectáreas, lo que implica un espacio similar a 10 ciudades de Buenos Aires juntas.

El ejemplo más relevante que muestran en el Gobierno es aquel acuerdo que se hizo entre Medio Ambiente con el Ministerio de Defensa para convertir en “Area Natural Protegida” la Quebrada del Portugués que tiene 12.674 hectáreas y pertenecen al Ejército Argentino. Estan ubicadas en la provincia de Tucumán, al sur del Departamento Tafi. Allí había especies amenazadas, entre ellas, pava del monte, loro hablador yelloro choclero y el mirlo de agua. Y el acuerdo del Ejército con Medio Ambiente permitió proteger esta zona aunque ahora está directamente bajo la tutela de Parques Nacionales.

Para la instrumentación de este programa ambicioso de reconversión de 15 predios de las Fuerzas Armadas en reservas naturales se contará con un amplio despliegue de personal de Parques Nacionales y habrá también espacios dedicados a uso científico.

El proyecto Campo de Mayo

En paralelo a todo este proyecto, el Gobierno emitirá en los próximos días el decreto que convierte en una “reserva natural para la defensa” a Campo de Mayo. Se trata así de poner en marcha el anuncio que hizo Macri ante el Congreso.

De esta manera, uno de los ejes de este proyecto será el de la educación sobre el cuidado del ambiente y la salud de la gente con aspectos recreativos para que sea visitado por los vecinos.

A su vez, también se acordó con la Secretaría de Derechos Humanos que lidera Claudio Avruj la instalación de un espacio para la memoria y los derechos humanos.

Para poner en marcha este proyecto que alcanzará a unas 1.500 hectáreas en Campo de Mayo, Bergman y Parques Nacionales vienen trabajando desde hace más de un año en conjunto con el Ministerio de Defensa, la Secretaría de Derechos Humanos y el Ministerio de Educación para que se empiece a desplegar en hechos concretos la iniciativa presidencial.

El decreto presidencial, que ya está en la Secretaría de Legal y Técnica, contempla que Campo de Mayo se convierta en una reserva natural de la defensa donde habrá interacción de la gente con el espacio natural, los lugares de memoria de lo que fueron las atrocidades de la última dictadura, lugares para bicisendas, escuelas interactivas de ecosistema y un lugar accesible para todos los ciudadanos.

“La mesa de trabajo del Gobierno genera las condiciones de mínima en las que los actores acuerden abrir la planificación participativa con intendentes y sociedad civil donde se conjuguen el valor por la naturaleza y el valor de la memoria con los movimientos de derechos humanos”, dijo a Infobae un funcionario de la Casa Rosada que está detrás de cada paso de esta iniciativa.

Campo de Mayo es un predio de 8.000 hectáreas situado en los municipios de San Miguel y de Tigre. Allí se concentra una de las principales guarniciones militares del área metropolitana. Desde 1901 este predio se destinó al Ejército a partir de la ley 4.005 promovida por el entonces general Pablo Riccheri, que incluyó la expropiación de tierras. Con el tiempo, la superficie se extendió a partir de donaciones de terrenos vecinos, cedidos por familias vinculadas con el Ejército y muchas veces con la condición de que sean destinados a uso exclusivo militar.

 

In this article

Join the Conversation