Entre Insaurralde y Kicillof, el dilema del PJ y los K

Ambos aparecen como posibles candidatos a gobernador en la provincia. Mala gestión a nivel nacional, recortes y el voto bronca contra Cambiemos, la claves a tener en cuenta...

90 0
90 0

Ambos aparecen como posibles candidatos a gobernador en la provincia. Mala gestión a nivel nacional,
recortes y el voto bronca contra Cambiemos, la claves a tener en cuenta entre los K. Igual Vidal sigue
firme en imagen positiva.

Desde el peronismo saben que con una unidad solida de todo el arco peronista, los comicios se pueden
ganar y retornar al poder en la provincia que gobernaron toda la vida.
El tema es definir quienes van a ser los candidatos, y si Cristina Kirchner también participará de algún
modo. En este momento del 2019 los nombres que rondan son los del intendente de Lomas de Zamora,
Martín Insaurralde y del diputado Axel Kicillof.
Desde el lado de Insaurralde le ponen muchas fichas a la imagen negativa que tiene el presidente
Mauricio Macri con la política que lleva adelante, crisis que se siente y mucho en el conurbano
bonaerense; además, desde la provincia aplican ajuste tras ajuste. Todo ello sumado hace que vaya
creciendo el voto bronca contra Cambiemos, así como pasó en 2015 contra el kirchnerimo.
Sin embargo, no deben olvidar en el peronismo, un factor importante: María Eugenia Vidal. La
gobernadora es una de las pocas dentro de Cambiemos que tiene una imagen positiva destacable. De
hecho, llegó a tal punto que se habló de desdoblar las elecciones para despegarse de Macri y tener más
chances de ser reelecta. Finalmente, dejaron sin efecto la posibilidad de desdoblar los comicios pero ella
constituye una figura clave para el futuro de Cambiemos y un desafío para el próximo candidato del PJ.
Por otro lado, no hay que olvidarse que la ex presidenta mantiene una imagen positiva muy elevada entre
la mayoría de la población que hoy está sufriendo por no llegar a fin de mes o por el aumento de los
servicios. De hecho, CFK tiene una intención de voto del 70% en algunos distritos.
En este contexto, y tras el dolor que sufrió el PJ por perder la provincia de Buenos Aires en 2015 y las
legislativas de 2017, no quieren dejar nada librado al azar para este año, por eso buscan llegar a un
acuerdo en donde presenten una lista única “por consenso”. Ahí es donde Insaurralde corre con una leve
ventaja ya que tiene un territorio propio, a diferencia de Kicillof que viene de la Ciudad de Buenos Aires.
Además, el lómense fue primer candidato en las legislativas de 2013, lo que le otorgó el conocimiento
necesario para ir por la gobernación. Y más allá de que se mostró cerca de Sergio Massa, nunca rompió
con el kirchnerismo.
Y un axioma que levantan los K en su interior sostiene que si el kirchnerismo va por la Presidencia, los
intendentes van por la gobernación. Después de todo, son los que gestionan en la zona. Por eso la
postulación de Kicillof perdería mucha fuerza.
Pero la presencia del ex ministro, uno de los preferidos de CFK en tiempos en que gobernaba, también es
importante en cuanto a los comicios legislativos se refiere. Sacando a Máximo Kirchner, que contaría con
el primer lugar en una lista de legisladores, Kicillof podría ocupar el segundo o tercer lugar.
En el PJ tratan de no ser confundidos ni de perder el rumbo para cerrar las candidaturas cuanto antes. Y
dicen que si bien la figura de CFK “marca la cancha” (…) “si no está, todos podemos ir juntos, lo que
sería letal para el PRO”.
En tanto, el próximo congreso partidario será el 21 de febrero, y el presidente del partido en Buenos
Aires, Fernando Grey, ya avisó: “Queremos que un intendente o intendenta sea gobernador de la
Provincia”. Por las dudas no quiso dejar afuera a Verónica Magario, intendenta de La Matanza que
también se anotó en la carrera.

In this article

Join the Conversation