De los permitidos a los excesos

Fin de año, época de festejos, comidas altas en calorías y consumo bebidas alcohólicas. Los especialistas del Hospital de Clínicas recomiendan mantener una alimentación equilibrada, permitiéndose algún gusto en...

287 0
287 0

Fin de año, época de festejos, comidas altas en calorías y consumo bebidas alcohólicas. Los especialistas del Hospital de Clínicas recomiendan mantener una alimentación equilibrada, permitiéndose algún gusto en días festivos.

Los atracones de comida son el resultado de la pérdida del control al comer, cuando abusamos, con porciones más grandes de lo habitual o comidas altamente calóricas. En esta época de fin de año abunda el consumo de alcohol, alimentos altos en azúcares, harinas, grasas y sal, lo que tampoco contribuye a una dieta saludable.

“Algunas recomendaciones sencillas para mejorar la alimentación durante las fiestas son: planificar el menú, no saltear comidas para llegar con mucha hambre a la cena, controlar las porciones y evitar repetir , masticar bien y comer despacio” señala Bárbara Rodríguez, licenciada en nutrición del Departamento de Alimentación y Dietética del Hospital de Clinicas.

Es recomendable mantener una alimentación saludable y equilibrada durante todo el año y realizar actividad física diaria, permitiéndose algún gusto en días festivos, lo cual no va a repercutir en el peso habitual.

“Aconsejamos una alimentación basada en frutas y verduras frescas, carnes magras, lácteos descremados y cereales preferentemente integrales como explican las Guías Alimentarías para la Población Argentina. No olvidar una correcta hidratación prefiriendo el agua por sobre bebidas azucaradas. En el caso de beber alcohol lo recomendado en el caso de las mujeres es de 1 copa de vino y en el caso de los hombres 2 copas de vino como máximo” recomienda Rodríguez.

¿Y después de las fiestas?  El aumento de peso posterior a los festejos trae angustia y complejos, por la idea de “llegar al verano” en forma. Es importante destacar que para recuperar y mantener un peso saludable hay que olvidar las “dieta mágicas” y focalizarse en el cambio progresivo de hábitos alimentarios y estilo de vida.

In this article

Join the Conversation