Crisis económica Municipios: entre la vida y el efectivo

La difícil situación de las comunas pasa por la poca recaudación y afrontar el pago de los salarios a los empleados municipales. Entre el confinamiento y la necesidad...

433 0
433 0

La difícil situación de las comunas pasa por la poca recaudación y afrontar el pago de los salarios a los empleados municipales. Entre el confinamiento y la necesidad de que se reactive la economía. San Miguel y Malvinas Argentinas adoptan beneficios para los comerciantes.

El Presidente de la Nación, Alberto Fernández, dijo desde el primer momento que él iba a priorizar la salud de los argentinos, antes que la economía, porque «de una crisis económica se vuelve, pero de la muerte no».

Desde entonces, aquel 20 de marzo, los argentinos vivimos la misma experiencia global cumpliendo con el aislamiento social obligatorio para evitar que se propague el COVID-19. El estado puso toda su maquinaria a disposición de esta Pandemia para tratar de contener los casos positivos y evitar que se colapse el sistema de salud, como sucedió en países del primer mundo.
Los municipios, por supuesto, hacen su parte cumpliendo con las disposiciones del Gobierno nacional y el provincial. Sin embargo, por más buena voluntad que se ponga, la situación de las arcas de esto últimos es cada vez más complicada y necesitan afrontar, entre otras cosas, los sueldos de los empleados municipales.

No por nada varios intendentes pidieron al Ejecutivo provincial la reapertura controlada de algunos sectores de la economía. Sin embargo, el AMBA continúa en la fase 3 de la Pandemia así que por el momento no se podrán reabrir algunos rubros.
Esta es una situación de asfixia financiera para las comunas. Por ejemplo, Malvinas Argentinas tiene un gran parque industrial que no está siendo operativo por esta Pandemia. O San Miguel que no puede explotar su gran comercio (uno de los más grandes de la provincia) José C. Paz, en tanto, necesita de su comercio, uno de los sostenes de la economía.

Priorizar la salud, sin embargo, sigue siendo primordial para estas comunas, pero no pueden dejar de reflejar que el momento es cada vez más desesperante. Así como en un hogar, el sostén familiar no puede salir a trabajar porque no está habilitado su rubro y se le van acabando las reservas, lo mismo sucede en las grandes estructuras.
Mientras tanto, hay posturas como la del Viceministro de Salud de la Provincia, Nicolás Kreplak, que consideran que el aislamiento hay que extenderlo «lo máximo posible» y eso incluye hasta finalizado el invierno.

Dos ejemplos a imitar
Malvinas Argentinas y San Miguel tomaron dos medidas que benefician a los comerciantes. Ellas tienen que ver con eximiciones a las tasas de Seguridad e Higiene y otros beneficios.

En el primer caso, el intendente Leonardo Nardini confirmó la eximición del 100% del pago de la tasa municipal de Seguridad e Higiene del mes de abril y mayo. «Los comercios representan un sector importante de nuestra comunidad e impulsan el desarrollo de nuestro distrito. Este último tiempo vieron disminuidas sus ventas en este camino por prevenir el virus #Covid19. Todos hemos tenido que hacer un gran esfuerzo, por eso es que decidimos ayudar desde nuestro lugar para salir juntos adelante», aseguró desde su cuenta de facebook el jefe comunal.

En tanto, Jaime Méndez, desde San Miguel, también uso la red social para anunciar que se eximirá el 100% de la Tasa de Seguridad e Higiene a los pequeños y medianos comerciantes (incluidas las llamadas habilitaciones precarias o barriales) que no han podido abrir durante el mes de abril.
Y agregó que «en los próximos días publicaremos en la página web de la municipalidad (https://www.msm.gov.ar) todas las medidas y su implementación»

In this article

Join the Conversation