Con el panorama bien claro

La diferencia que hubo en las primarias entre el jefe comunal y su principal competidor fue muy marcada, lo que hace pensar que con seguridad se repetirá el...

215 0
215 0

La diferencia que hubo en las primarias entre el jefe comunal y su principal competidor fue muy marcada, lo que hace pensar que con seguridad se repetirá el resultado e incluso que se puede extender la distancia en octubre.

Es uno de los municipios en el que parece que no va a haber grandes novedades en estas elecciones generales respecto de lo que fueron las primarias de agosto, donde el Frente de Todos prácticamente arrasó contra Juntos por el Cambio y ni hablar de Consenso Federal.
Encolumnado con Alberto Fernández y Cristina Fernández, el intendente Leonardo Nardini dio un gran paso en las elecciones PASO y quedó muy bien perfilado para el 27 de octubre.
Tanto fue así que, rondando la marca del 60% de los votos, le sacó una ventaja de más de 35 puntos a Jesús Cariglino, su rival en el distrito, hoy en las filas de Juntos por el Cambio, la segunda fuerza política en la disputa por el sillón de la intendencia.

Fue todo una sorpresa para muchos cuando lo venció en el 2015, después de 20 años de gestión de Cariglino. Pero con un nuevo triunfo en las legislativas y en estas últimas PASO, la pauta indica que Nardini no tendrá ningún problema para imponerse nuevamente y con amplia ventaja sobre su competidor a quien consideran parte de la vieja política de los Barones del conurbano.

En estos meses post primarias, Nardini se dedicó a reforzar su gestión en el municipio inaugurando obras de consideración y terminando de cumplir con promesas que había hecho para estos cuatro años, pero también acompañando y recibiendo a candidatos «sin tierra» del Frente de Todos para tratar de dar un impulso a sus postulaciones en sus respectivos distritos. Para Malvinas Argentinas es muy importante que la región esté pintada de un solo color político y solo resta San Miguel para que ello sea completo.

Por el lado de la oposición ya se vio desde el comienzo de la campaña que la presencia de Cariglino era bastante resistida. Por ejemplo por el concejal de Cambiemos, Néstor Marcote, quien sostiene que el ex jefe comunal no es un buen candidato y que no era la opción que él quería para el distrito. Sin embargo, las decisiones tomadas desde los niveles superiores de la estructura partidaria así lo determinaron y, más allá de que María Eugenia Vidal dijo que había que terminar con la vieja política de los Barones del conurbano, no tuvo ningún reparo en apoyar a Cariglino.

En tanto, hoy como antes, el ex mandamás malvinense sigue haciendo campaña con su imagen, sin mostrarse con Mauricio Macri, por ejemplo, abonando su idea de que «no importa lo que pase a nivel nacional sino que lo importante es Malvinas Argentinas».
Por otra parte, en los primeros días de octubre, se conoció que una concejal y varios referentes radicales de Malvinas Argentinas anunciaron su alejamiento de la lista de Juntos por el Cambio por diferencias con el candidato a intendente Jesús Cariglino.

El sector emitió un comunicado despegándose del ex jefe comunal local aduciendo su personalismo tanto para el armado de la lista como para el diseño de la campaña alejada de las figuras de la gobernadora María Eugenia Vidal y el presidente Mauricio Macri, a quienes manifiestan su «apoyo incondicional», al igual que al vicegobernador Daniel Salvador, quien también es titular de la UCR de la provincia.

Por último, muy lejos quedó de la pelea el candidato de Consenso Federal, Antonio Labonia, quien ganó su interna sobre todo con el apoyo de Pablo Nogués, localidad de la que es oriundo.
Así las cosas, habrá que ver si se repite el resultado de agosto, lo que le permitiría ampliar la mayoría al Frente de Todos en el Honorable Concejo Deliberante. En cuanto al Consejo Escolar el oficialismo lograría los tres escaños disponibles.

In this article

Join the Conversation